Recomendaciones con base en la investigación realizada sobre GA y a sus conclusiones

Por Ester Kaufman, 20 septiembre, 2014 18:05

Recomendaciones

Como resultado del relevamiento realizado, estamos en condiciones de avanzar con algunas recomendaciones que pueden ser útiles para mejorar los planes de acción, en la medida que exista voluntad política para abordar aspectos primordiales de apertura y de profundidad en los cambios.

En cuanto a las grandes transformaciones, sabemos que la voluntad política es prácticamente inexistente, especialmente cuando se trata de compartir el poder con la sociedad. Más específicamente, nos referimos a las líneas que apuntan a generar un estado en red que incluya a la comunidad como parte activa. En ese sentido, hemos registrado escaso desarrollo de nuevas estructuras, funciones y capacidades para generar articulaciones transversales, diagonales y verticales; en definitiva, el entramado colaborativo y abierto entre sociedad y estado.

Tomando ese escaso desarrollo como una realidad extendida, aunque en plena transformación, formularemos algunas líneas de acción progresivas para promover el involucramiento paulatino de las máximas autoridades.

1. Formas de avance

La premisa debería ser “comenzar desde lo pequeño pensando en grande”. Algunos planes hacen mención a ello. Esta premisa apunta a una expansión horizontal de las buenas prácticas como resultado de un efecto mimético. Esa expansión muchas veces ni siquiera está prevista. En algunos casos la experiencia inicial ha surgido de algún área de escasa relevancia; en otros, es fruto de la decisión política de comenzar con una iniciativa pequeña y escalarla a medida que se van presentando oportunidades favorables. Esta escalabilidad se da más por adhesión de los distintos actores que como expansión impuesta. Lo dicho se conoce como “efecto de bola de nieve”. No cualquier experiencia puede alcanzar esos efectos. Sólo las iniciativas sustentadas en necesidades genuinas contienen en si mismas la potencialidad de inducir su propia expansión, con creciente alcance y profundidad.

Sin perjuicio de los comienzos modestos, las iniciativas deberían tener, al mismo tiempo, un alto nivel de aspiración y de inspiración para que otros avancen en el mismo sentido, en sus propios ámbitos.

Existen muchísimas experiencias en ese sentido. Entre las que hemos visto, podemos destacar el proyecto piloto de portal de datos abiertos de Colombia, en el que comenzaron a participar cuatro entidades estatales, con vistas a ampliar el número de instituciones.

Otros principios detectados en algunos planes apuntan al enfoque ciudadano y a la simplicidad. En este sentido, las iniciativas deben responder a las necesidades básicas de los ciudadanos y facilitar sus vidas cotidianas. Por otra parte, deben simplificar y clarificar, y nunca sumar complejidad o ambigüedad, a la ciudadanía..

2. Algunas acciones a recomendar, inferidas de buenas prácticas presentadas.

Las acciones a recomendar apuntan a fijar algunas líneas para apuntalar la redacción y mejoramiento de los planes de acción y a ampliar sus bases de sustentación en cuanto a sectores y actores intervinientes. En estas recomendaciones también consideramos cuestiones relativas a las áreas de coordinación, con el objetivo de jerarquizar la importancia política de los compromisos e incluir aquellos sectores relacionados a aspectos sustantivos.

Redacción y mejoramiento de los planes de acción

  • Revisar las convocatorias para la redacción y el mejoramiento de los planes de acción, para verificar que se esté incluyendo la mayor cantidad de actores, tanto del sector público como de la sociedad civil y el sector privado.
  • Generar espacios interactivos virtuales de debate y de escritura colaborativa sobre los temas y términos a ser incluidos en el Plan de Acción.

Áreas de coordinación

  • Evitar la supremacía de los sectores tecnológicos en la redacción del Plan.
  • Incluir en la coordinación a las áreas sustantivas del Poder Ejecutivo, como aquellas relacionadas a la gestión de políticas sociales, del acceso a la información, de prevención y lucha contra la corrupción, entre otras.
  • Incorporar a los otros poderes y niveles de gobierno.
  • Propiciar la co-participación de grupos de la sociedad civil, de las OSC, de la academia y de sectores privados en todas las etapas del ciclo del Plan.

Planes de acción específicos

  • Emitir directivas para que los distintos organismos redacten sus propios planes de acción en sintonía con el plan presentado ante la OGP.
  • Incentivar a los estados subnacionales a redactar sus propios planes de acción, los que en conjunto deberían enriquecer las iniciativas y compromisos del Plan de Acción nacional. Para ello, se recomienda crear espacios online de intercambio y aprendizaje recíproco.

Normas legislativas y marcos regulatorios

  • Convocar al Poder Legislativo para el dictado de normas relacionadas con el GA, que sustenten legalmente las medidas que vayan incorporándose al Plan de Acción.
  • Convocar a las áreas pertinentes del Poder Ejecutivo para que dicten marcos regulatorios, manuales y guías, en permanente perfeccionamiento, para la gestión de información, de la participación y tecnológica, entre otros.

Involucramiento de la ciudadanía con los planes

  • Difundir los avances relacionados con el plan de acción a través de los distintos medios, entre ellos, las redes sociales, a fin de obtener retroalimentación de distintos sectores de la comunidad.
  • Generar espacios de escucha ciudadana que permitan integrar las opiniones de la población, así como sus prácticas de monitoreo y evaluación.

Consulta ciudadana en la provisión de servicios

  • Incluir la opinión del usuario ante cada servicio recibido e integrar el conjunto de opiniones al sistema de mejora continua.
  • Detectar, en cada ocasión de prestación, cuál es el canal más adecuado de entrega como, asimismo, si la información sobre el servicio es la pertinente, su comprensibilidad, así como las barreras burocráticas encontradas.

Gestión de información

  • Crear un área de coordinación para la gestión de información diferenciada del área tecnológica pero sincronizada con ésta. Paralelamente, cada organismo debería tener su propia unidad de gestión de información conectada con el área de coordinación referida a través de enlaces designados a fin de avanzar conjuntamente en articulaciones crecientes. Estas unidades y enlaces no deben ser los mismos a cargo de la gestión tecnológica.
  • Incluir medidas relacionadas con la gestión de información que impliquen un ordenamiento progresivo y sistemático de la información / documentación existente, para lo cual debería convocarse a expertos internos y externos; entre ellos: documentalistas, bibliotecarios y archivistas.
  • Establecer los lineamientos para lograr marcos comunes de gestión de información, lo que incluye el acceso, la protección de la privacidad, la transparencia activa, la protección del derecho de opción de los consumidores, la gestión del ciclo de vida de los documentos, la catalogación común y la creación de todos los estándares necesarios. Paralelamente, se recomienda la aplicación paulatina y transversal de dichos estándares, considerando su permanente revisión por parte de los expertos y de los sectores formales que vayan adhiriendo. Dentro de este conjunto, se recomienda crear plataformas online que permitan una puesta en común de recursos entre una cantidad creciente de expertos, áreas y organismos.
  • Promover la formación en gestión de información y la profesionalización de quienes estén a cargo de la misma, acorde a las necesidades específicas del estado y de la sociedad. Para dicha formación y profesionalización deberá convocarse a sectores universitarios relacionados con las ciencias documentales y archivísticas.

Gestión de la participación

  • Establecer los lineamientos para crear un área de coordinación para gestionar la participación ciudadana, junto a la fijación de áreas responsables en los organismos y de enlaces a cargo de la articulación transversal, a fin de que, en conjunto, puedan detectar mejores prácticas, establecer estándares y compartir recursos. Se recomienda, como en otros casos, establecer espacios online para la puesta en común.
  • Promover la formación en gestión de la participación, acorde a las necesidades específicas del estado y de la sociedad. Para dicha formación deberá convocarse, para el apoyo, al sector universitario.

Gestión de las comunicaciones

  • Incluir medidas relacionadas con la gestión coordinada de las comunicaciones en general y de los servicios en particular, que impliquen un avance hacia la concreción de un lenguaje claro, a fin de reducir la brecha lingüística con la ciudadanía. Para ello deberían realizarse testeos permanentes por audiencias objetivo. Se recomienda crear plataformas online para detectar y comunicar buenas prácticas, proveer una formación común y elaborar estándares. Es relevante incentivar la participación de comunidades de práctica relacionadas.

Protección del funcionariado

  • Incluir marcos de protección para el funcionariado en cuanto a sus derechos a la carrera y formación.
  • Proveer suficiente cobertura a los funcionarios que deseen realizar denuncias ante su conocimiento de irregularidades administrativas.

Formación para el GA

  • Crear espacios conjuntos online para incluir iniciativas y resultados, para incorporar contenidos y para socializar los cursos que se vayan lanzando.
  • Formular planes estratégicos que apunten al cambio cultural interno, con ayuda de la comunidad.
  • Identificar competencias ausentes en los funcionarios y empleados públicos a fin de ser provistas por líneas de formación continua, transversal y multiactoral, que permitan, por un lado, generar gestores en áreas prioritarias no cubiertas y, por el otro, avanzar en la integración creciente del estado.
  • Motivar la formación de comunidades de práctica, particularmente en lo relativo a la gestión de información, la gestión de la participación y la gestión tecnológica, para también integrarlas a la redacción o mejora del Plan de Acción.

Innovación y GA

  • Considerar cada medida como parte de un sistema más complejo y permanente, evitando las acciones aisladas, como eventos, hackatones, campañas, talleres, etc., a fin de impulsar mecanismos estables propiciadores de círculos virtuosos y mejoras permanentes.
  • Impulsar círculos virtuosos donde estén presentes las necesidades y expresiones ciudadanas motorizando las líneas de innovación.
  • Incentivar el desarrollo de proyectos piloto de innovación en todas las líneas vinculadas al GA. Dichos proyectos deberán contar con los recursos y componentes necesarios para que las experiencias sean adecuadamente validadas en términos de aptitud, viabilidad, factibilidad, sustentabilidad y expansibilidad.

Be Sociable, Share!
  • more Recomendaciones con base en la investigación realizada sobre GA y a sus conclusiones

Deja un Mensaje

Panorama Theme by Themocracy