Category: Sociedad de la Información y el Conocimiento

Categorías, temas y variables aplicadas a los planes de acción en la investigación realizada

Por Ester Kaufman, 20 julio, 2014 12:41

La investigación tuvo como primer objetivo encontrar alguna organización temática aplicable a  lo que distintos países conceptualizan como GA a través de sus planes de acción presentados ante la Open Government Partnership (OGP). Tal objetivo estaba motivado en la gran dispersión y heterogeneidad de las medidas incorporadas.

En la investigación de referencia, las categorías y  temas resultantes, elaborados con base a un primer listado de Oscar Oszlak, son los siguientes:

Acceso a la información y su gestión interna, con los siguientes subtemas:

  • Gestión hacia el exterior: Transparencia activa, información útil, repositorios institucionales, información al consumidor. Normativa sobre acceso y privacidad. Protección de datos personales.
  • Gestión interna: Manuales y guías, modernización de la AP: gestión de registros, integración de sistemas de información. Formación en gestión de la información. Diagnósticos internos y externos sobre acceso a la información.

Datos abiertos: canales, co-producción y gestión interna.

  • Mejora de los servicios públicos
  • Apertura de canales de comunicación: ventanillas únicas, enfoque en el ciudadano.
  • Desarrollo de servicios específicos
  • Simplificación de trámites: Interoperabilidad. Revisión de regulaciones. Cartas Compromiso.

Transparencia y rendición de cuentas

  • Gestión hacia el exterior: accountability: gestión presupuestaria, rendiciones de cuentas, normativas, canales de información. E-Procurement.
  • Gestión interna: metodologías y sistemas de rendición de cuentas y evaluación.

Integridad pública y lucha contra la corrupción

  • Gestión hacia el exterior: Convenios internacionales. Normativa. Declaraciones juradas de funcionarios. Sitios web para denuncias ciudadanas. Responsabilidad social y empresarial.
  • Gestión interna: Manuales o guías para evitar los conflictos de intereses, códigos de ética para los funcionarios públicos. Formación específica. Organismos especializados. Protección a los funcionarios denunciantes (whistle blowers)

Participación ciudadana y su gestión interna

  • Gestión hacia el exterior: Normativa específica. Participación territorial, creación de espacios para volcar opiniones y sugerencia, participación en proyectos legislativos y petitorios, intervención en el ciclo de las políticas, espacios de coproducción de bienes y servicios.
  • Gestión interna: Manuales y metodologías. Organismos y convenios. Espacios. Formación específica.

Mejora de las capacidades internas y cambios culturales

  • Metodología e instrumentos de evaluación
  • Gestión tecnológica
  • Gestión de la articulación y colaboración
  • Gestión de cambios culturales internos para la apertura
  • Concursos y carrera administrativa. Formación y áreas de profesionalización.

Este listado no coincide exactamente con las categorías y temas que suelen organizar las iniciativas y compromisos de los planes de acción en la literatura específica.

Adelanto, además, que las variables utilizadas para todas las medidas fueron las siguientes:

  1. Datos abiertos: En todas las medidas consideré si existía algún desarrollo, real o potencial, de datos abiertos.
  2. Participación Ciudadana: Relevé, en cada medida, si contemplaba instancias de participación ciudadana, en términos generales. Tal es el caso cuando se acude (o se prevé acudir) a la ciudadana a través de encuestas, consultas, ejercicios de monitoreo o evaluaciones individuales; en general, a través de espacios sin integración permanente de intercambio.
  3. Articulación. Es una variable más estable y formal que la anterior, y refiere a la conexión entre instituciones o áreas en tanto están involucradas en políticas comunes, a la que se pueden sumar o no otros actores. Dichas articulaciones son, en general, fruto de políticas y normativas específicas y van trazando un camino hacia el “estado en red” concretado, entre otras cuestiones, por nuevas arquitecturas institucionales o espacios de diálogo e innovación multiactoral. Además, he esbrozado este concepto en tres sub-variables: cada propuesta es mirada desde la existencia o no de articulaciones transversales, diagonales o verticales.
    • Articulación transversal: existe cuando las medidas comprometen de forma horizontal a diversas áreas o jurisdicciones.
    • Articulación diagonal: se presenta cuando está combinada la articulación interinstitucional con una participación ciudadana estable. En estos espacios nos encontramos con la variable “colaboración”, a la que hacemos referencia en el punto 4.
    • Articulación vertical: Esta articulación consiste en la interconexión de organismos de distintos niveles en una misma área o sector; por ejemplo, la articulación entre organismos de política tributaria y organismos de recaudación que puede incluir  también la participación ciudadana en términos estables, como una forma de colaboración
  • 4. Colaboración: En estos casos se está frente a involucramientos voluntarios, tanto de ciudadanos como de funcionarios. Pueden ser parte de medidas con articulación o no. En el primer caso, tanto la “articulación diagonal” como la “articulación vertical” contienen espacios de colaboración ya que la ciudadanía, en cualquiera de sus manifestaciones, no está obligada a participar. Pueden también ser casos sin articulación formal, como cuando funciona en las comunidades de práctica que son claves para generar innovación entre expertos similares, o las redes, conformadas por espacios pluridisciplinarios de complementación.

El universo de toda la investigación puede encontrarse en el posteo que sigue al presente

Primer adelanto de la investigación realizada sobre planes de acción de la Open Government Partnership (OGP)

Por Ester Kaufman, 6 julio, 2014 15:04

Quiero contarles en qué he estado trabajando intensamente durante el último año, al punto de interrumpir la mayoría de mis otras actividades.

Gracias al apoyo del IDRC, y en el marco OEA – -Red GEALC, pude avanzar en una investigación próxima a publicar en un E-Book. La misma consta de dos artículos, el primero es fundamentalmente conceptual, y está desarrollado por Oscar Oszlak. El segundo, de mi autoría, consiste en el relevamiento y procesamiento de datos con base en dicho marco conceptual. Ambos están precedidos por una introducción. Totalizan, en Word, casi 300 páginas.

El universo investigado fueron los planes de acción de gobierno abierto presentados ante la Open Government Partnership (OGP).  Personalmente trabajé sobre una muestra muy extensa que incluye la totalidad de medidas consideradas en dichos planes,  por parte de los países miembros de América, más la totalidad de las escritas en algunos planes de Europa, África y Asia. En total alcanzaron 709 iniciativas y compromisos que fueron procesadas cualitativa y cuantitativamente.

El universo total del continente contemplado comprende a  Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay. Los otros planes incluidos fueron los de Corea, España, Estonia, Filipinas, Finlandia, Gran Bretaña, Indonesia, Noruega, Sudáfrica y Tanzania. También en estos últimos casos se incorporaron el 100% de iniciativas y compromisos.

Las categorías y sub categorías utilizadas son bastante más extensas que las que suelen aparecer, dada la heterogeneidad temática del universo a cubrir. Las variables usadas tampoco son totalmente similares a las usuales.

Anticipo que los resultados han sido muy reveladores.

Dado que la publicación no se encuentra disponible, sólo estoy autorizada a tomar cuestiones parciales de la investigación. Eso es lo que me propongo hacer a través de este blog. Espero poder generar algún debate acerca de dichos temas.

cleardot Primer adelanto de la investigación realizada sobre planes de acción de la Open Government Partnership (OGP)

Nuevos derechos ciudadanos y TIC

Por Ester Kaufman, 2 abril, 2010 11:56

Existen algunos indicios, acuerdos y desarrollos que dan cuenta sobre tendencias positivas en América Latina, al tiempo de sugerir cambios pendientes de realizar en el tema que nos ocupa: el de los nuevos derechos ciudadanos.

Existen conceptos claves para marcar la perspectiva que pretendemos adoptar, muy relacionada con los principios políticos brasileños, donde la política de gobierno electrónico (GE) no se concibe separadamente de la de inclusión digital (ID). En tal sentido, Rogério Santanna, Secretario de Logística y Tecnología de la Información del Ministerio de Planificación, Presupuesto y Gestión, sostiene que[1]:

1.- el desarrollo del Gobierno Electrónico (GE) ha generado, para los ciudadanos, muchas obligaciones y pocos derechos. La eficiencia de GE se ha centrado en las funciones recaudatorias y no en las reclamaciones posibles por ejercicio abusivo. Dada esta situación, el desafío consiste en cómo el Estado se transforma en el principal promotor y garante de esos nuevos derechos.

2.-Los desarrollos de GE que omiten la perspectiva ciudadana son desarrollos para ricos, no igualitarios, desarticulados de las necesidades sociales y expulsivo. Tal como se ha mencionado, el principio orientador de todo proyecto de GE es su no disociación con las políticas vinculadas a la ID.

 En este contexto, el concepto de GE es mucho más que la oferta de servicios mediante TIC. Esa es sólo una visión, que centra la atención  en las TIC como instrumento para la mejora de la eficiencia. La que está más acorde con la propuesta que estamos respaldando, se basa en la introducción de nuevas formas de participación  por un lado, basada en el reconocimiento de nuevos derechos, y en la generación de las condiciones para que los ciudadanos sean partícipes reales, lo que supone políticas pertinentes de ID.

La realidad es que no son visiones contrapuestas sino que deben complementarse ya que los servicios eficientes deben existir para mejorar las condiciones de vida ciudadana. Paralelamente, tienen que disponerse mecanismos de reconocimiento, de empoderamiento y participación. Se trata, en este caso de ver cómo se distribuyen de otro modo los recursos del sistema. 

 Respecto a la Inclusión Digital, esta debería ser desarrollada integralmente dentro de un marco de despliegue de la Sociedad del Conocimiento.

Sobre esto se avanzará en la próxima nota, para luego incluir (espero que con la ayuda de muchos) el listado y desarrollo de estos nuevos derechos.


[1] Extraído de su exposición en el Foro Iberoamericano sobre Estrategias para la Implantación de la Carta Iberoamericana de Gobierno Electrónico convocado por el CLAD y realizado el 16 y 17 de abril de 2009 en la Isla Margarita, Venezuela. http://www.clad.org.ve/reuniones-internacionales/eventos-realizados/foro-iberoamericano-sobre-estrategias-para-la-implantacion-de-la-carta-iberoamericana-de-gobierno-electronico

Plan Ceibal

Por Ester Kaufman, 9 marzo, 2010 10:42
Entrevista realizada en PuntoGov el 11/11/09: http://www.puntogov.com/Nota.asp?nrc=2364&nprt=1

¿Una computadora por niño?

La coordinadora académica de Gobierno Electrónico por INAP Argentina, investigadora y experta en TIC y Gobierno, Ester Kaufman, reflexionó sobre el Plan Ceibal de Uruguay. Para la especialista, que analizó en detalle cada punto del modelo uruguayo “no se trata de un proyecto tecnológico más. Es un proyecto de equidad, que conjuga también la tecnología con el aprendizaje”.

-¿Cómo califica el Plan Ceibal?

-Como un caso testigo de cómo se puede gestionar una política tecnológica atendiendo una complejidad de frentes. El Plan Ceibal es sostenido por el propio presidente de Uruguay como una política de gran importancia a su plan de gobierno. Este plan no se trata de un proyecto tecnológico más. Es un proyecto de equidad, que conjuga también la tecnología con el aprendizaje.

-¿Cuáles son las líneas principales de este plan?

-Se trata de un plan universal que hoy está a punto de llegar al 100 por ciento con sus casi 400.000 notebooks (Modelo XO) entregadas a niños y maestros. El desarrollo tecnológico se pensó alrededor de un plan masivo y por ende había que conseguir los mejores precios que atendieran dicha masividad. El plan se ejecutó de la periferia al centro, siendo Montevideo el último destino a encarar y mediante licitación pública que tuvo como ganador el Modelo XO (OLPC :One Laptop Per Child) cuyo costo es 188 dólares. Su costo total, a 3 años, será de 128 millones de dólares.

-¿Cómo se caracteriza tecnológicamente el modelo de computadoras escogido por Uruguay?

-Ellos eligieron por licitación pública el Modelo XO. Es un diseño para niños de 6 a 12 años aunque muchos adultos, sobre todo docentes, lo usan a diario. Según Antonio Battro (Chief Education Officer, OLPC), “es robusta, resiste a los golpes y a temperaturas extremas, se puede leer al sol- lo que extiende su uso fuera del aula escolar-sirve como libro, cámara de fotos y videos, y además está conectada con las demás XO y a Internet por WIFI. Consume muy poca energía y puede funcionar con energía solar o mecánica”.

-¿Por qué cree que los chicos son dueños de las máquinas?

-Porque se las entregan como suyas. Lo que se está descartando, como recurso primordial educativo, es poner computadoras solo en los laboratorios de informática de la escuela.  Se lo está reemplazando  por un modelo de propiedad sobre el medio tecnológico. Y aclaro que no parecen existir riesgos. La máquina tiene un software que bloquea irreversiblemente si es robada o retenida en el hogar por un tiempo excesivo.

-Desde el punto de vista educativo, ¿cuál es la ventaja principal?

-Su interfase, diseñada por el (Massachusetts Institute of Technology) MIT, es muy interesante para educación porque tiene actividades en vez de íconos, concebidas en ambientes de colaboración y trabajo conjunto.

-¿Cuál fue, según su criterio, el factor de éxito más importante para llevar a cabo este proyecto?

-La institucionalidad fue un tema central. Se creo un Comité transversal integrado por varios organismos, con gente muy joven. La coordinación quedó a cargo de la Presidencia y el Laboratorio Tecnológico del Uruguay. La co-dirección le competió a varios organismos de la educación y la cultura, a los ligados a la Gestión Electrónica y la Sociedad de la Información y el Conocimiento (AGESIC), a la investigación e innovación y al ente nacional de telecomunicaciones (ANTEL). Al mismo tiempo, las escuelas públicas son elegidas como núcleos primarios de producción y conexión para todo el sistema educativo del país, se trabaja descentralizadamente y cada escuela tiene su servidor. Los alumnos, los chicos, se convierten en educadores digitales de sus familias y maestros. La apropiación y movilidad de las XO permiten generar un impacto social en las casas y lugares públicos, lo que excede el ámbito educativo formal. Se desarrollan complejos procesos de seguimiento, evaluación y mejoramiento que incluyen tanto a las escuelas como a las familias. Suponen logísticas que contemplen el desarrollo de software, de trazabilidad y  conectividad; por un lado; y, por el otro: la preparación de los maestros y la generación permanente de contenidos.

-¿Cómo es el tema de los contenidos que contienen estas máquinas?

-La producción de contenidos es un tema siempre presente en Ceibal. Se ha creado una Comisión de Educación responsable, que genera  “objetos de aprendizaje”, tutoriales y video; y que ha convocado a la comunidad pedagógica con proyectos específicos. Lo producido es reutilizable por todo el sistema. Hasta ahora, los contenedistas son un grupo de maestros. Ellos saben que si esta producción no es constante y pertinente, se corre el riesgo que las XO se transformen en un juguete. Por eso existe un aumento constante de cursos, además de otros usos como, por ejemplo, un test simultaneo en todo el país sobre el conocimiento de matemáticas, aprendizaje y ciencias, con resultado inmediato.

-También se contempló el uso para niños con discapacidad…

-Si, se han desarrollado notebooks especiales para niños ciegos y con problemas psicomotrices, lo que supone un desarrollo de mayor dificultad.

-¿Qué implica, en términos de revolución educativa, el plan Ceibal?

-La escuela pública volvió a ser el centro y baluarte de cada comunidad. Los maestros se adaptaron, sin presiones, apoyados mediante la asistencia técnica permanente (Ceibal móvil). Hubo una respuesta muy favorable de la comunidad. Por ejemplo, se presentaron 1.500 voluntarios para trabajar en el Plan. Toda la sociedad lo apoya. Los chicos más postergados se apoderaron de la XO con un gran afán lo que requirió, también, programas de trabajo con la familia a cargo de Desarrollo Social.

-¿Qué habría que mejorar en Argentina para desarrollar un plan similar?

-Habría que trabajar en conjunto y no en forma aislada. No imponer políticas sectoriales sino integradas y al máximo nivel. Uruguay no consideró cumplidos sus cometidos desarrollando experiencias sin relevancia, incapaces de crear  patrones replicables de conducta. Tampoco se mantuvo un bajo nivel de exposición política. El Plan fue parte del  primer orden de la agenda pública.

-Lo que llama la atención del Ceibal como uno de sus rasgos positivos es que nadie creyó que el solo acceso a la tecnología iba a producir efectos benéficos…

-Sí. Y además que no era posible desentenderse de la consecución del plan mediante la sola entrega de las XO. Tal como se ha visto, este Plan está plagado de políticas de contenidos, de software, de sistemas de medición y mejoramiento constante.

-¿Qué otras cuestiones habría que tener en cuenta a nivel local? Cuesta ver cómo en Argentina los modelos 1 a 1 son aislados y a nivel nacional parecen no despegar…

-En el país vecino lo lograron porque no se aislaron las instituciones ejecutoras de la vida comunitaria. Se integró a ambas. No se continuó con las interfases conocidas que incentivan avances individuales en el aprendizaje. Al contrario, las construyeron sobre herramientas colaborativas para incrementar el sentido de pertenencia y el trabajo en común. A nivel local sería interesante ver que las computadoras no se destinen a un laboratorio de informática bajo la responsabilidad patrimonial de la escuela, ni encerrarlas bajo llaves en algún armario. También sería importante ver de qué manera cuando pensamos en el acceso para niños discapacitados nos ocupemos los organismos en forma conjunta, sin pelear entre sí, y con acuerdos eficaces para proveer el servicio debido.

-En términos de brecha social, ¿qué consideraciones puede hacer respecto de la implantación de estos programas a nivel nacional?

-Respecto a las escuelas, no hay que profundizar la brecha entre escuela pública y privada a través de políticas inconsistentes de apoyo a las primeras que no logran revertir su desprestigio. Respecto a la actitud responsable de los niños  frente al aprendizaje de sus deberes sociales, introducir estas actividades de alfabetización digital mediante “sus” notebooks en el seno de su familia permitiría hacerlos sentir útiles mejorando la calidad de vida de sus miembros; lo que también puede revertir en nuevos posicionamientos sociales y económicos posibilitados por estos aprendizajes.  Ni que decir lo importante que sería para los niños ayudar al aprendizaje a sus propios maestros. Esto es, realmente, enfrentar la brecha social desde la más tierna infancia construyendo, paralelamente, el capital social del futuro. Respecto a quiénes deberían ser el resto de los actores a convocar para resolver la brecha social es importante, por un lado,  rescatar el compromiso social a través del voluntariado como lo ha hecho Uruguay; y por el otro, llamar a trabajar a jóvenes con energía, ilusiones y conocimientos, descartando a los consabidos miembros de burocracias anquilosadas y desinteresadas o a unidades especiales clientelares ignorantes del tema.

-Precisamente, en cuanto al Estado, ¿cuál es el rol que debe asumir para garantizar que esto ocurra?

-Fundamentalmente, hay que introducir nuevas estructuras de gestión y generar otras instancias de interacción interinstitucional. Por otra parte, hay que superar la creencia de que es una política consistente habilitar  planes de compras de PCs en cómodas cuotas, tomando como socios de la implementación de estos programas a los grandes comercios de artículos tecnológicos.  Eso es desentenderse, no impulsar el acortamiento de la brecha digital. Finalmente, el Estado debe proteger a nuestros niños y generar contenidos para el bien de ellos. Tampoco es posible desentenderse. Habilitar la mera búsqueda por Internet como forma de acceso a los contenidos, y confiar a ciegas en la calidad de la producción autogenerada que caracteriza al medio, es criminal. A los niños les falta madurez para manejar Internet en su provecho. No digo impedir su acceso. Planteo solo la irresponsabilidad de descansar en los contenidos de Internet.

-El Dr. Antonio Battro dijo que el Plan Ceibal “se está transformando en la mayor plataforma digital del mundo, pues en 2009 serán 400.000 los alumnos y docentes que pueblan el territorio nacional que compartirán un mismo ambiente educativo. El Uruguay se convertirá? en una inmensa escuela”.

-Lo maravilloso es que esa inmensa  escuela será sostenida por múltiples escuelas fortalecidas que son gratuitas, universales, laicas y obligatorias, con maestros líderes y pequeños comprometidos con su educación y su función social. Para los que quieran indagar más sobre el proyecto, Ester Kaufman recomendó la entrevista del periodista Jorge Lanata al Coordinador del Plan Ceibal, Miguel Brechner (Programa “Después de todo”, 30-09-09, tema “Educación”. http://www.jorgelanata.com/tvflash/septiembre.html y el video del propio sitio del Plan http://www.ceibal.edu.uy , introducido por el presidente de nuestro INTI, el Ing. Enrique Martinez, quien felicita a sus realizadores: http://www.ceibal.edu.uy/index.php?option=com_content&view=article&id=1059:plan-ceibal-uruguay&catid=63:acercade&Itemid=60

Panorama Theme by Themocracy